• Nuestra oferta académica...

    Post
    Jardín de Niños
    Post
    Colegio México
  • Historia

    El día 22 de octubre de 1939, por primera vez se reunieron Padres de Familia preocupados por la formación de sus hijos y fundan "La Asociación Educadora del Sur de Jalisco, A. C.", bajo la dirección provisional de Don Salvador Ochoa Mendoza e integrada por 36 miembros, para tratar el noble asunto de la fundación de una escuela para varones en Zapotlán El Grande; el 30 de octubre del citado año se consigue el local de la señorita Carmen Guzmán, ubicado en la calle Federico del Toro No. 205.

  • Objetivo General

    La Asociación Educadora del Sur de Jalisco, A. C. tendrá como objeto, el establecimiento y desarrollo de Planteles de Enseñanza de Educación Primaria elemental y Superior, y la Práctica de Actividades Culturales en general.

    Así mismo la Provincia de los Santos Francisco y Santiago de Jalisco en México A.R., colabora en la Formación Integral de la persona, para que vivan y trasmitan los valores evangélicos al estilo franciscano, como respuesta a los retos del mundo actual.

Menu

Nosotros...

 

Misión

 

Formar hombres que realicen su principal cometido: ser personas, capaces de responder a las exigencias del mundo actual; con actitud analítica y propositiva, en el crecimiento armónico de la fraternidad educativa, fundamentada en la espiritualidad franciscana.

 

Visión

 

Garantizar la excelencia académica en nuestra Casa de Estudios, enraizando en el educando los valores humanísticos, franciscanos y cívicos, para su formación integral; que le permita interactuar en su realidad social.

 

Ideología Franciscana

     

Colegios Franciscanos de las Provincias

 
"Ss. Francisco y Santiago" y "Beato Fray Junípero Serra" en México
 
ORIGEN, ESPIRITUALIDAD Y MISIÓN DE LAORDEN FRANCISCANA
     
1.- La Orden Franciscana, fue fundada en el año de 1209 por San Francisco Oriundo de Asís (1181-1126) y se distinguieron por ser una FRATERNIDAD basada en el amor y seguimiento de Cristo pobre y humilde su anonadamiento y entrega de hombre, para dar testimonio en el mundo de minoridad y acción evangelizadora.   2.- La FRATERNIDAD surge de concebir a Dios como Padre de Jesucristo y de todos los seres creados. Jesucristo es por tanto el hermano mayor y los demás hombres sus hermanos también de todo el cosmos, lo cual significa reverencia y respeto por los seres humanos y por la naturaleza, ya que son reflejo de la bondad del Creador.
     
3.- MINORIDAD Y POBREZA. A ejemplo de Cristo que rebajándose a la condición humana se humillo hasta la muerte en la cruz, la minoridad y pobreza de los franciscanos libremente aceptada y gozosamente asumida, se manifiesta en el servicio humilde a todos los hombres, primordialmente a los más necesitados.   4.- La vida Franciscana está profundamente arraigada en la ORACIÓN y PENITENCIA: oración, entendida como el trato permanente y necesario con Dios; y penitencia entendida como la actitud constante de reconciliación y conversión a Dios y vida de sacrificio a ejemplo de Jesús Crucificado.
     
5.- Tiene también especialmente presente el lugar que María ocupaba en la piedad franciscana veía en ella a la Madre de toda bondad y misericordia, símbolo de humildad y pobreza altísima, por lo que nos ha dado Cristo, a quien constituyo patrona y abogada de los pobres y los Hermanos Menores; Virgen hecha Iglesia.   6.- Heraldo de reconciliación, paz y justicia.- Esto significa que los hermanos franciscanos son instrumentos de paz y justicia para reconciliar al mundo con Dios.
     
Reseña bibliográfica - San Francisco de Asís
     

Nació en Asís (Italia) en 1182. Su madre se llamaba Pica y fue sumamente estimada por él durante toda su vida. Su padre era Pedro Bernardino, un hombre muy admirado y amigo de Francia, por la cual le puso el nombre de Francisco, que significa: "el pequeño francesito".

Cuando joven a Francisco lo que le agradaba era asistir a fiestas, paseos y reuniones con mucha música. Su padre tenía uno de los mejores almacenes de ropa en la ciudad, y al muchacho le sobraba el dinero.

Los negocios y el estudio no le llamaban la atención. Pero tenía la cualidad de no negar un favor o una ayuda a un pobre siempre que pudiera hacerlo. Tenía veinte años cuando hubo una guerra entre Asís y la ciudad de Perugia. Francisco salió a combatir por su ciudad y cayó prisionero de los enemigos.

La prisión duró un año, tiempo que él aprovechó para meditar y pensar seriamente en la vida. Al salir de la prisión se incorporó otra vez en el ejército de su ciudad, y se fue a combatir a los enemigos. Se compró una armadura sumamente elegante y el mejor caballo que encontró.

Pero por el camino se le presentó un pobre militar que no tenía con qué comprar armadura ni caballería, y Francisco, conmovido, le regaló todo su lujoso equipo militar. Esa noche en sueños sintió que le presentaban en cambio de lo que él había obsequiado, unas armaduras mejores para enfrentarse a los enemigos del espíritu. Francisco no llegó al campo de batalla porque se enfermó y en plena enfermedad oyó que una voz del cielo le decía:

"¿Por qué dedicarse a servir a los jornaleros, en vez de consagrarse a servir al Jefe Supremo de todos?". Entonces se volvió a su ciudad, pero ya no a divertirse y parrandear sino a meditar en serio acerca de su futuro. La gente al verlo tan silencioso y meditabundo comentaba que Francisco probablemente estaba enamorado. Él comentaba: "Sí, estoy enamorado y es de la novia más fiel y más pura y santificadora que existe".

Los demás no sabían de quién se trataba, pero él si sabía muy bien que se estaba enamorando de la pobreza, o sea de una manera de vivir que fuera lo más parecida posible al modo totalmente pobre como vivió Jesús.